El exjefe del gobierno español Adolfo Suárez observará el plebiscito

Adolfo Suárez | Archivo Copesa

Protagonista de la transición democrática en España, luego de la dictadura de Franco, fue abucheado al llegar a Chile en calidad de observador del proceso.

El domingo llegó a Chile el expresidente del gobierno español, Adolfo Suárez (1976-1981), con la misión de participar como observador del plebiscito, como parte de una delegación de representantes de 24 países, que se encargará de informar sobre la consulta. Su llegada no fue afectuosa, ya que fue abucheado por miembros de la organización Tradición, Familia, Propiedad (TPF).

Las críticas a Suárez van ligadas al papel que jugó hace una década en la política española al ser líder del modelo de transición democrática que dejó atrás el régimen dictatorial de Francisco Franco (1939-1975), pese a haber ocupado varios cargos dentro de las estructuras franquistas. Su trayectoria política en el período de la dictadura y su relación con la Corona le permitieron ser nombrado por el Rey Juan Carlos, para desmontar dichas estructuras de las que formó parte.

Entre 1976 y 1977, Suárez logró concentrar los apoyos de los socialdemócratas, liberales, democristianos, etc, y sacar adelante el Proyecto de Reforma Política que alteraba las leyes fundamentales. Dicho proceso dio paso a que, con Suárez ya como Presidente del gobierno español en 1978, se aprobara la nueva Constitución vigente.

Pese a las críticas de su gestión, legalizó varios partidos políticos, logró controlar el desempleo, rebajar la inflación que era de 30% y reducir el déficit de la balanza de pagos.
Antes de su llegada a Chile, desde Montevideo, Suárez salió al paso de las críticas del gobierno de Pinochet en contra de los observadores del plebiscito, y expresó que su visita al país “no es una intromisión, sino una práctica común de muchísimas democracias del mundo”.

#Tags


* Esta nota periodística fue elaborada a partir de archivos de prensa de la época y libros especializados sobre el plebiscito de 1988.