Mijaíl Gorbachov asume el poder total en la Unión Soviética

Miembros del Poltiburó en Moscú | AP Photo/Boris Yurchenko)

El secretario general del Partido Comunista dijo que “la etapa de reestructuración y renovación de la sociedad entraba en una nueva fase”. Gorbachov sustituyó a Andrei Gromiko durante una sesión extraordinaria del Soviet Supremo.

“La perestroika (reestructuración) y la renovación de nuestra sociedad entraron a una nueva fase”.

Con esas palabras el secretario general del Partido Comunista, Mijail Gorbachov, aceptó su nuevo cargo como líder del Presídium del Soviet Supremo, en otras palabras, jefe de Estado de la Unión Soviética. Esto fue interpretado por la prensa como una forma de reforzar su poder. 

“Las apasionadas discusiones y las reuniones y análisis de los errores del pasado ya no son suficientes. Necesitamos un progreso práctico y mejoras reales de la situación en todos los campos de nuestro trabajo, especialmente en lo que se refiere a los estándares de vida de las personas”, añadió Gorbachov, que lucía un aspecto jovial y dinámico. 

Gorbachov sustituyó a Andrei Gromiko durante una sesión extraordinaria del Soviet Supremo de la Unión Soviética (Parlamento soviético formado por dos cámaras y 1.500 diputados en total), que duró 44 minutos. Según el diario The New York Times, la austera sesión no dio luces de los abruptos acontecimientos que ocurrieron, debido a que ni Gorbachov ni Gromiko ofrecieron explicaciones sobre la urgencia de este cambio, sino que solo se limitaron a señalar que era necesario continuar con los cambios en el sistema político económico. 

“Los trabajadores no están satisfechos con la forma en que trabaja nuestro gobierno y sus entidades económicas, las organizaciones públicas y muchos de los comités del partido”, sostuvo Gorbachov en la ceremonia realizada en el Kremlin. Gorbachov había propuesto en junio pasado que los puestos de secretario general del Partido Comunista y de jefe de Estado se concentraran en una misma persona. 

Entre otras reformas gubernamentales ocurridas esta semana, el general coronel Vladimir Kriuchov se hizo cargo de la dirección del Comité de Seguridad del Estado (KGB) en sustitución de Viktor Chebrikov, que fue nombrado jefe de la Comisión de Derecho y secretario del Comité Central. 

El Politburó, en una reunión celebrada en vísperas del pleno del Comité Central, tomó medidas para reestructurar y reducir en un 40% el aparato del Comité Central, dijeron fuentes soviéticas al diario El País. Esta reestructuración incluye, según dijeron, la inclusión de la actual estructura de departamentos en un nuevo conjunto de comisiones de un más alto nivel. 

En todo caso, The NewYork Times señaló que los moscovitas parecían indiferentes ante esta realineación de la jerarquía soviética. Algo que contrasta con lo ocurrido en julio, cuando en la conferencia especial del partido se deslizó la promesa de un nuevo futuro político y económico. Había conversaciones espontáneas en las calles y la gente hacía fila en la mañana para comprar los diarios. “Hoy los moscovitas adoptaron una actitud de cautela y parecían no dispuestos a creer de manera esperanzada como en julio, de que tales cambios traerían resultados provechosos”, escribió el periódico.

* Esta nota periodística fue elaborada a partir de archivos de prensa de la época y libros especializados sobre el plebiscito de 1988.