Calurosa jornada de plebiscito provocó desmayos, sofocos y agotamiento

Autor: Guido Macari

Personas esperando sufragar | Archivo Copesa

La Defensa Nacional y la Cruz Roja debieron enfrentar diversas situaciones de emergencia, producto de malestares físicos sufridos por algunos electores.

Las largas colas y el calor se aliaron para generar desmayos, sofocos y agotamiento entre algunos de los millones de votantes que se acercaron a los distintos centros de votación en el país.

Jorge Arnold, coronel de la Defensa Civil en el área Metropolitana, informó que los voluntarios cubrieron todos los sitios de votación con puestos de primeros auxilios que contaban con camillas y sillas de rueda.

La Cruz Roja también jugó su rol durante esta jornada eleccionaria. Luz Ledantic, relacionadora pública de la institución, contó que funcionaron 135 puestos en los distintos locales del país, atenidos por 4 enfermeras cada uno; todos ellos contaban con los implementos necesarios para enfrentar situaciones de emergencia. Además, señalo que los mayores esfuerzos se concentraron en Ñuñoa y Renca, producto del gran número de aglomeraciones.

Alejandro Artigas, comandante de la Dirección General de Bomberos, informó que en su comandancia no tomaron medidas de emergencia, pero que efectuaron una planificación en caso de siniestro por atentados o cualquier otro imprevisto, situaciones que prácticamente no se presentaron.

#Tags


* Esta nota periodística fue elaborada a partir de archivos de prensa de la época y libros especializados sobre el plebiscito de 1988.