Obispo Jorge Medina y el plebiscito: “Ningún católico puede colaborar con la implantación del marxismo”

Además, en ámbitos valóricos, aseguró que ningún católico puede aceptar las ideas marxistas, como tampoco el aborto.

Antes de partir a las sesiones de la Comisión Teológica Internacional en Roma, el obispo de Rancagua, Jorge Medina, aseguró que le costaba dejar el país en los momentos trascendentales que están por vivir los chilenos, pero que “depositaba su confianza en Dios” para que “protegiera a la patria” de todo aquello que pudiera apartarla de su tradición cristiana.

El religioso consideró que en el plebiscito se están poniendo en juego los valores cristianos, sobre todo entre las personas que decidan votar por el “No”.

Además, de forma implícita, aseguró que los países que optan por regímenes de ideologías marxistas, se alejan de la iglesia y el cristianismo: “Para nadie es un secreto que existen fuerzas que, cuando en otros lugares del mundo controlan la situación o acceden al poder, no favorecen precisamente los valores cristianos. Para qué voy a mencionar en qué regímenes la iglesia no goza de libertad. Ojalá estas situaciones (…) nunca lleguen a producirse en nuestra patria”.

Hace unos días, el obispo auxiliar de Santiago, Jorge Hourton, escribió manifestó su oposición al régimen militar en una polémica carta que fue enviada a los medios de comunicación. “Ojalá un categórico “no” vaya poniendo fin a la noche oscura de la dictadura”, sostuvo el religioso, una frase que fue comentada por Medina: “Yo respeto su modo de pensar, pero no lo comparto y reitero lo que he dicho claramente, en el sentido de que es perfectamente legítimo pensar de otro modo y votar en consecuencia”.

Además, en ámbitos valóricos, aseguró que ningún católico puede aceptar las ideas marxistas ni tampoco el aborto.

* Esta nota periodística fue elaborada a partir de archivos de prensa de la época y libros especializados sobre el plebiscito de 1988.